| Nutrición| Otros| Plantas y nutrientes| Propuestas| Curiosidades| Deporte| Descanso| Ejercicio| Motivación|
LIPOGRASIL – Te ayuda en la dieta > Blog > Consejos saludables para recuperar la forma tras las vacaciones

Consejos saludables para recuperar la forma tras las vacaciones

20/09/13 Deporte, Ejercicio,

comida sana

Ya estamos en pleno septiembre y es hora de volver a la rutina habitual de ejercicios, alimentación equilibrada y vida sana. Si nos hemos pasado en verano con los helados, las copas en las terrazas o las paellas en el chiringuito, es el momento de equilibrar la balanza y, si hemos ganado algún quilo de más, dejarlo por el camino y aligerar equipaje. Llegó el momento del mítico: después de vacaciones me pongo a dieta

Algunos consejos fáciles de llevar a cabo para incorporar a nuestra vuelta a la rutina y librarnos de los excesos del verano:

Cinco comidas al día. Aunque en verano las comidas eran más copiosas y los picoteos eran helados, cócteles y refrescos, ahora toca volver a las 5 comidas diarias de cantidades menores: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. La verdad es que con este pequeño cambio, ya vamos a comenzar a notar las diferencias.

– Ir al trabajo andando. Parece un tópico, pero ayuda. Aunque tengamos que coger el metro o el tren, siempre podemos hacer una parte del trayecto andando, y de este modo, sumar unos 20 o 30 minutos de ejercicio al día que no vamos a saltarnos seguro. Si además, en lugar de subir en ascensor al trabajo y a casa, optamos por las escaleras, mucho mejor.

Actividades gratuitas. En los centros cívicos de los barrios de ciudades y de los pueblos hay actos públicos y normalmente gratuitos. Puedes apuntarte a clases de yoga, actividades de fin de semana activas como senderismo o rutas urbanas. Lo pasarás bien, harás deporte y podrás conocer gente y ampliar tu círculo de amistades.

– Vídeo tutoriales para hacer ejercicio en casa. Si pasas mucho tiempo en casa, puede ser una buena idea para hacer ejercicio y divertirte. Hay vídeos de batuka, de zumba, de estiramientos y de bailes. ¡A moverse desde el salón de casa!

– Jugar con los niños. Si tienes hijos, ¡juega con ellos! Los niños son pura energía, juegan, saltan, corren. Si estás una hora al día jugando a su ritmo, estarás en plena forma.

Si estamos apuntados a un gimnasio, y al llegar septiembre, también llega el momento de volver a entrenar y nos sentimos en muy mala forma, debemos ir poco a poco para no lesionarnos y tener otros problemas futuros.

Tras más de un mes sin actividad, nuestro cuerpo no está al mismo nivel físico que cuando nos fuimos, por este motivo, no podemos retomar el entrenamiento donde lo dejamos. Tenemos que volver a realizar ejercicio físico de manera lenta y progresiva, hasta llegar al punto en el que estábamos, e incluso, superarnos.

-Estirar y calentar. Es muy importante destinar unos minutos previos y post a los entrenamientos a estirar y calentar, ya que de esta manera, acostumbramos a los músculos y articulaciones al trabajo que vamos a realizar.
La clave está en dejar las prisas a un lado y permitir que nuestro cuerpo marque su propio ritmo y poco a poco, que vaya aumentando la intensidad de los ejercicios, al cabo de dos o tres semanas después de retomar la actividad.

-Ejercicios más lentos y con cargas de menor peso. Si en el gimnasio asistimos a clases dirigidas, iremos a nuestro ritmo. Si necesitamos parar, pararemos, es mejor no forzar la máquina los primeros días. Si nuestro entrenamiento de tonificación se basa en levantar pesos, cargaremos menos peso del que cargábamos antes de irnos de vacaciones. Poco a poco y gradualmente, ya iremos aumentando nuestras cargas.

-Poco a poco y con tranquilidad. Como comentábamos al principio, no se puede conseguir todo en una semana. Es normal que con el cambio de hábitos alimenticios del verano y la falta de rutina de ejercicios, hayamos cogido algún kilo de más, y nuestra musculatura no esté igual que cuando nos fuimos de vacaciones. No nos ofusquemos y queramos ir rápido, porque no es sinónimo de hacerlo mejor.

Vamos a concentrarnos al máximo en nuestro cuerpo y en el ejercicio que realizamos. Ir despacio garantiza que nos vamos a fijar en cómo se hace bien el ejercicio y evitaremos lesiones. Además, nos colocaremos en las posiciones adecuadas para no hacernos daño en ningún movimiento.

Compártelo en las redes y envíalo a tus amigos

¡Haz tu comentario!


Está prohibida la publicación de información que revele tu estado de salud o el de terceros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 cosas importantes en tu primer día de gimnasio
31/05/16 Blog, Deporte,
¡Sabemos que cuesta empezar pero vale la pena! Tras un tiempo de sedentarismo, te pones las pilas, te mentalizas y…¡mañana empiezo con...
¡Adiós, grasa localizada!
24/05/16 Blog, Propuestas,
En las fechas en las que estamos y con el buen tiempo llega también el momento en el que la mayoría de...
Las mejores apps para estar en forma
17/05/16 Deporte,
Nadie puede negar que, hoy día, estar en forma es una cuestión de actitud y un pequeño esfuerzo diario: suplementos, rutinas de...
Lipograsil en Twitter
31/08/16 - 14:55
De vuelta a la normalidad. ¿Quieres recuperar tu peso? Con lipograsil, pasa a la acción.#tupuedes Ver en Twitter
02/06/16 - 14:04
Nos encantan los retos, ¡y este no va a ser menos! Empezamos nueva aventura junto a @Chiesi_es ¡Siempre más y... Ver en Twitter
31/05/16 - 15:10
Después de leer esto, solo querrás comer alimentos de temporada ;) Ver en Twitter
31/05/16 - 14:50
El “mindfulness”, una tendencia en alimentación que te hará sentir más feliz vía @cocinatis Ver en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies