| Nutrición| Otros| Plantas y nutrientes| Propuestas| Curiosidades| Deporte| Descanso| Ejercicio| Motivación|
LIPOGRASIL – Te ayuda en la dieta > Blog > Los buenos propósitos son para todo el año

Los buenos propósitos son para todo el año

09/01/14 Descanso, Motivación,

buenos

Ya la tenemos aquí. Hemos despedido a Papá Noel, al 2013, al Año Nuevo y a los Reyes Magos y la nueva temporada ha llegado. Y con ella una lista de nuevos propósitos con lo que queremos llenar de vida y energía el año que estamos estrenando.  ¿Seremos capaces? Sin duda. Y gracias a unos pequeños ajustes en nuestros hábitos y rutinas lograremos un peso óptimo  y una salud de hierro. ¡Allá vamos!

Sabemos lo que queremos

Al hacer la lista de buenos propósitos para un nuevo año tenemos un objetivo claro, como por ejemplo, perder peso, llevar una alimentación equilibrada, retomar la actividad deportiva que dejamos hace algún tiempo o abandonar de una vez por todas el tabaco. Una opción para no perder de vista nuestra meta es apuntarla en un papel y desgranarla en pequeñas acciones cotidianas que nos convenga realizar. Dejar un documento escrito sobre lo que nos propusimos al sonar las campanadas nos obligará a releerlo y refrescarlo cada vez que lo necesitemos.

Esta meta, tan prístina el día 1 de enero puede desdibujarse según pasan los meses así que vamos a grabarla a fuego en el cerebro y no dejar que se nos escape cuando tengamos dudas,  estemos ante una difícil decisión o hayamos perdido el empuje. Recordar qué queremos y para qué estamos trabajando nos ayudará a superar cualquier bache.

Objetivos realistas

Solemos empezar un nuevo año con la sensación de habernos pasado durante las Navidades y posiblemente, algo de verdad haya en ello y por eso queremos recuperarnos lo antes posible. Sin embargo, nuestra lista de nuevos propósitos debe nacer de una reflexión realista y de un análisis serio de qué queremos mejorar en nuestras vidas, en nuestro cuerpo y en nuestra línea. ¿Solemos comer bien habitualmente? ¿Ya vamos al gimnasio? ¿Dormimos bien durante la semana? Estas preguntas son sólo un ejemplo de cómo encarar un cambio en los hábitos vitales que nos lleve a identificar primero y a trabajar después las áreas de nuestras rutinas que deseamos transformar.

Tener objetivos realistas es, pues, capital. No podemos pretender correr una maratón si en la vida nos hemos calzado unas zapatillas deportivas. Y tampoco, por ejemplo, podemos aspirar a perder 5 kilos en un mes haciendo matándonos de hambre. El sentido común actúa como una buena guía para convertir los buenos propósitos en algo realizable y siempre podemos contrastar nuestros planes con la familia, los compañeros, los amigos o profesionales del deporte y la alimentación.

Piensa en grande, pero también en pequeño

Ya tenemos los objetivos claros, sabemos que son asequibles y ¿ahora? Pues ahora toca diseñar un plan que nos lleve, paso a paso, hasta nuestra meta y que contenga pequeños hitos. Por ejemplo, si hemos decidido mejorar nuestra dieta podemos marcarnos un menú semanal equilibrado, variado y ligero que iremos siguiendo y si lo que queremos es ponernos en forma, nos haremos con una tabla de entrenamiento con un calendario marcado. Así conseguiremos ver resultados cada poco tiempo y, además, evitaremos el aburrimiento y la falta de motivación.

Pensar en pequeño significa, también, parar un momento a reflexionar antes de saltarnos las pautas que nos hemos marcado con tanto esfuerzo. Si antes de actuar por impulso y lanzarnos a comer lo que no debemos o a evitar nuestra rutina de ejercicios pensamos en lo que estamos tirando por la borda tendremos muchos números para obviar la tentación. Si lo conseguimos, habrá que premiarse con algo realmente bueno, como, por ejemplo, una gran sonrisa para nosotras.

¿Extraordinario? No. Para siempre.

Ponerse a dieta o empezar a hacer ejercicio es algo más que un propósito extraordinario. Una vida saludable requiere de unos hábitos igual de saludables que perduren en el tiempo, ya que de nada sirve ir al gimnasio un par de semanas y volver a una vida o sedentaria o seguir un régimen de adelgazamiento estricto si luego retomamos aquellas pautas de alimentación que nos hicieron engordar. Lo ideal consiste en incorporar desde ya y para siempre rutinas que nos beneficien.

Compártelo en las redes y envíalo a tus amigos

¡Haz tu comentario!


Está prohibida la publicación de información que revele tu estado de salud o el de terceros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 cosas importantes en tu primer día de gimnasio
31/05/16 Blog, Deporte,
¡Sabemos que cuesta empezar pero vale la pena! Tras un tiempo de sedentarismo, te pones las pilas, te mentalizas y…¡mañana empiezo con...
¡Adiós, grasa localizada!
24/05/16 Blog, Propuestas,
En las fechas en las que estamos y con el buen tiempo llega también el momento en el que la mayoría de...
Las mejores apps para estar en forma
17/05/16 Deporte,
Nadie puede negar que, hoy día, estar en forma es una cuestión de actitud y un pequeño esfuerzo diario: suplementos, rutinas de...
Lipograsil en Twitter
31/08/16 - 14:55
De vuelta a la normalidad. ¿Quieres recuperar tu peso? Con lipograsil, pasa a la acción.#tupuedes Ver en Twitter
02/06/16 - 14:04
Nos encantan los retos, ¡y este no va a ser menos! Empezamos nueva aventura junto a @Chiesi_es ¡Siempre más y... Ver en Twitter
31/05/16 - 15:10
Después de leer esto, solo querrás comer alimentos de temporada ;) Ver en Twitter
31/05/16 - 14:50
El “mindfulness”, una tendencia en alimentación que te hará sentir más feliz vía @cocinatis Ver en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies